Cómo superar la procrastinación mientras estudia

Cómo superar la procrastinación mientras estudia

En nuestro esfuerzo por llevar un buen contenido a la mayor cantidad de personas posible, el texto de este artículo ha sido traducido automáticamente, así que disculpe cualquier error. ¡Gracias!

Por Tobias Foster

La palabra procrastinación deriva del latín. "Pro" significa adelante o a favor, y "crastinus" significa mañana. En última instancia, significa "a favor del mañana". Curiosamente, la etimología describe perfectamente la conducta.

La procrastinación es el acto de evitar comenzar o terminar una tarea antes de una fecha límite, ya sea inmediata o distante. El retraso continuo se realiza de forma consciente a pesar de ser consciente de las inminentes consecuencias negativas.

Según un estudio del Dr. Joseph Ferrari , todo el mundo procrastina a veces, pero el 20% de la población estadounidense lo hace de forma crónica. Otra investigación encontró que el 32% de los estudiantes canadienses experimentan graves problemas de procrastinación que tienen un impacto negativo en su vida social y académica.

Podemos suponer que el problema está muy extendido entre la población en general y es algo que experimenta la mayoría de las culturas. Para mejorar, debemos comprender el problema y experimentar formas de derrotar este comportamiento habitual.

La psicología de la procrastinación

Piers Steels, Ph.D., realizó un metanálisis sobre la procrastinación en las últimas décadas y concluyó que hay cuatro causas principales por las que se posponen continuamente las asignaciones.

  1. Anticipación de recompensa baja
  2. Baja expectativa de éxito
  3. Una gran cantidad de distracciones
  4. Gestión inadecuada del tiempo

Solo uno, o peor, una combinación de los puntos anteriores puede llevar a la procrastinación en la mayoría de las personas sanas. La idea es cuestionar todos los puntos, comprender las ramificaciones psicológicas y partir de ahí.

El primer paso para resolver un problema es admitir que lo tiene. Hágase algunas preguntas sencillas y trate de responder con total honestidad:

  • ¿Por qué estoy postergando? ¿Qué gano con el aplazamiento?
  • ¿Cuáles de los puntos anteriores son relevantes para mí? ¿Hay más de uno?
  • ¿Qué me impide estudiar / trabajar? ¿Cómo puedo mejorar?

Métodos para detener la procrastinación

El tercer punto parece ser la causa más fácil de combatir porque tiene que ver con nuestro entorno: smartphones, redes sociales, videojuegos, etc. Cree un espacio de trabajo que esté físicamente libre de tales distracciones. Deje su teléfono en silencio en otra habitación, pida a sus compañeros de casa que se callen y use aplicaciones de enfoque en su computadora. Alternativamente, cambie el lugar de trabajo por completo. Vaya a una biblioteca, cafetería o parque.

El resto, sin embargo, tiene que ver con nuestro cerebro. Es vital entender cómo "engañar" a nuestra mente para que reconsidere los problemas y haga las cosas. Dividamos las causas principales en conceptos cotidianos:

El trabajo parece demasiado grande

Este problema se deriva de pensar inmediatamente que la tarea es demasiado grande para llevarla a cabo y de abandonar la esperanza desde el principio. Es una mentalidad superficial que evita analizar el problema e idear un plan de ataque.

En su lugar, debe dividir el trabajo en varias tareas más pequeñas pero más alcanzables y proceder paso a paso. Cree plazos artificiales para que cada subtarea permanezca en el programa. La parte más desafiante es comenzar, realizar ese primer paso. Entonces, el impulso te ayudará a seguir adelante.

Sin saber que hacer

En relación con el primer tema, muchos estudiantes piensan que carecen de los conocimientos fundamentales para lograr un objetivo. Eso es "demasiado difícil" para ellos. Aunque muchos estudiantes tienen brechas de aprendizaje, la idea no se aplica necesariamente. Claro, es posible que no tenga las habilidades para completarlo rápido o sin problemas, pero puede investigar, hacer una lluvia de ideas, formular hipótesis, preguntar a otros, etc.

Es vital comenzar y no establecer metas perfeccionistas porque fácilmente puedes caer en la mentalidad de “si no puedo hacerlo bien, no lo voy a hacer en absoluto.

Tener expectativas poco realistas

El perfeccionismo se discutió un poco en el último punto. Sin embargo, parece ser un desafío recurrente para la mayoría de los procrastinadores. Piensan que el único resultado aceptable es perfecto, lo cual no es objetivamente cierto.

Siempre debes recordar que la ciencia y la sociedad se desarrollaron mediante prueba y error, y solo cometiendo errores podemos aprender.

No priorizar

Este concepto se relaciona con disputas tanto organizacionales como emocionales sobre otras tareas y deseos en competencia. Es fundamental racionalizar el orden y el nivel de importancia de las diferentes acciones.

Por ejemplo, sabemos que ver televisión no es tan importante como hacer la tarea. No significa que nunca debas mirar televisión y hacer tareas sin parar. Más bien, disciplínese para hacer la tarea primero y luego mirar televisión después. Piense en cómo disfrutará la televisión, aún más, sabiendo que ha hecho los deberes del día. Piense en las emociones negativas del estrés y la preocupación cuando haya elegido ver televisión antes de terminar sus tareas del día.

Tener recompensas poco claras

Muchos estudiantes piensan que hacer el trabajo en sí no produce grandes recompensas, por lo que no los motiva. Las buenas calificaciones en un papel pueden no ser una motivación.

Por ejemplo, compare estudiar o trabajar con comer y beber agua, y jugar videojuegos o revisar su teléfono con actividades no esenciales como caminar o bañarse. Intente emparejar estudiar / trabajar con la supervivencia. Eso no significa que deba ponerse ansioso, sino cambiar de perspectiva. Además, puede recompensarse complaciéndose en algo que le guste, pero solo después de haber completado una tarea.

Miedo al éxito

La idea de que una vez que tienes éxito, debes mantener el estatus asusta a mucha gente, no solo a los procrastinadores. Es la consistencia "a toda costa" lo que da miedo, no alcanzar una instancia de éxito. Sin embargo, debes darte cuenta de que no estás compitiendo con nadie más que contigo mismo.

No tienes que mantener el podio de forma infinita. Está bien caerse, e incluso fallar, a veces. Los estudiantes excelentes de secundaria podrían de repente encontrarse como promedio en la universidad y desmoralizarse. A pesar de esto, lo único crucial es hacer todo lo posible.

Falta de autodisciplina

Este último punto parece incluir todo lo anterior. La falta de determinación para trabajar durante más de cinco minutos es un problema para la mayoría de los procrastinadores. Tener poca capacidad de atención se puede resolver eliminando las distracciones inmediatas y utilizando el método Pomodoro, que implica el estudio a intervalos, creando puntos de control en cada período fijo.

Por ejemplo, configure un temporizador cada 15 o 25 minutos. Oblígate a no hacer nada más que estudiar en este intervalo. Después de que suene, configúrelo durante 5 a 10 minutos y tómese un descanso. Sin embargo, esto no significa que necesariamente deba revisar su teléfono de inmediato, ya que puede reforzar un comportamiento negativo. En cambio, camine, beba un vaso de agua, coma y relájese un poco. Repita el proceso hasta que haya logrado su tarea del día.

Date un respiro

La procrastinación es tan vieja como el mundo, y no debes castigarte por no ser tan eficiente como quisieras. Claro, no deberías ser demasiado fácil contigo mismo porque eso también podría agravar el problema. El comportamiento adictivo no es imposible de vencer, pero debe provenir de un gran avance interno. Tenga conversaciones suaves consigo mismo. Comprenda sus problemas de raíz y elabore pequeños planes para mejorar a diario.

Show More

Tobias Foster es periodista, escritor y editor en jefe con más de cinco años de experiencia laboral y grandes ambiciones. Trabaja en un servicio de ayuda para tesis y se especializa en ayuda y asesoramiento con documentos universitarios .

SUSA_img_200x55.jpg
Descarga nuestras revistas Study in the USA ®