Cómo elegir una universidad: mantener un mapa abierto, la mente abierta, y hacer muchas preguntas

Cómo elegir una universidad: mantener un mapa abierto, la mente abierta, y hacer muchas preguntas

por Whitney Tudor Sarver, PhD 

“Este lugar es, a la vez, más y menos de lo que yo esperaba”, dice Abdul*, estudiante internacional en una universidad ubicada en un pueblo pequeño. Cuando le pregunto a qué se refiere, me explica que cuando recién llegó, se sintió decepcionado por el tamaño tan pequeño de la ciudad en que está ubicada su nueva universidad. Estaba más acostumbrado a una gran ciudad ajetreada y repleta de gente, y esta no se parece en nada a una de esas ciudades. “Sin embargo”, agrega, “es mejor de lo que había pensado. Hice muchísimos amigos, la gente de aquí es muy amable conmigo y me siento muy seguro. Además, soy mejor estudiante aquí”, dice sonriendo.

    ¿Cómo puedes decidir si un programa será el mejor para ti? Como estudiante internacional, tienes numerosas opciones, y muchísimos tipos diferentes de instituciones terciarias e universidades quieren que tú elijas sus programas. Todas esas instituciones educativas creen que sus programas son los mejores, y están en lo correcto de alguna manera. Prácticamente todos los programas tienen algo que es la opción perfecta para alguien. Sin embargo, no es fácil elegir.

Como directora de un programa de inglés intensivo y como instructora, a veces pienso que mis estudiantes simplemente seleccionaron un lugar en el mapa y solicitaron su admisión en la institución educativa sin averiguar nada más sobre ella. Esto resulta especialmente relevante cuando escucho que un estudiante se queja sobre el lugar en el que vive. Existen varias maneras en las que puedes decidir si un programa funcionará o no para ti y para tu situación individual.
    
El mejor consejo que puedo ofrecerte con respecto a cómo elegir un programa es que tengas una mente abierta. ¿Alguna vez has vivido en un entorno urbano? Posiblemente te guste la cantidad de gente y la energía que hay en ese lugar. ¿Alguna vez has vivido en una zona rural? Es posible que disfrutes de un pueblo pequeño, espacios abiertos y una comunidad cordial. ¿Alguna vez has pensado en asistir a clases en la costa este? ¿Y qué te parece asistir a la universidad en la región sur? Quizás deberías pensarlo. ¿Has considerado alguna vez la posibilidad de asistir a una institución de más de 5000 estudiantes? ¿Y qué te parece una institución con más de 20.000 alumnos? Una vez más, deberías pensarlo. Deberías considerar todas las opciones diferentes, y deberías asegurarte de no estar eliminando un programa de tu lista simplemente por un solo factor. Podría ser que encuentres el mejor programa para ti en uno de esos lugares que nunca has considerado, o del que nunca has oído hablar. 

Es muy importante recordar que cada lugar tiene algo que puede gustarnos, pero fundamentar tu elección únicamente sobre la base de la ubicación no es recomendable. Debes considerar todos los aspectos de la ubicación antes de decidir solicitar tu admisión. Investiga un poco. Como me dijo una vez un estudiante: “Honestamente, no tenía idea sobre este lugar antes de venir aquí. Un amigo mío me contó sobre esta ciudad”. Yo no recomendaría esta táctica. No escojas un lugar simplemente porque allí es donde estudió tu amigo, tu hermano, tu profesor o el primo de la peluquera de tu madre. Considera los programas disponibles en esa ubicación. A veces los estudiantes llegan a un lugar y se sorprenden al enterarse de que la institución no tiene la especialización que han elegido. ¡Oh! ¿Y ahora qué hago? Cuando estés haciendo tus tareas de investigación, hay varios aspectos que deberías considerar.

Piensa en tu futuro. Estudiar en el extranjero es costoso, lleva mucho tiempo y constituye una gran decisión. No es aconsejable que te traslades a un lugar en el que, en definitiva, no podrás alcanzar tus objetivos futuros. Averigua cuáles son los programas o especializaciones que ofrece la institución. ¿Tiene alguna especialización adecuada para ti? ¿Existen organizaciones estudiantiles que puedan ayudarte en tu futura carrera laboral? ¿Se ofrecen oportunidades de trabajo voluntario, pasantías o becas? ¿Hay profesores en tu campo de estudio que admires y cuyo trabajo consideres interesante? Si la respuesta a estas preguntas es “sí”, entonces es posible que hayas encontrado un lugar adecuado para ti.

Piensa en tu propia personalidad y en quién eres. ¿Qué tipo de entorno te ayudará a convertirte en la mejor persona que puedas ser? ¿Necesitas estar rodeado de muchas personas todo el tiempo para sentirte energizado? ¿O necesitas tiempo para estar solo y recargar tus baterías? Muchos estudiantes creen que necesitan estar en un lugar nuevo y diferente cuando consideran la posibilidad de estudiar en el extranjero. Ampliar tus experiencias y salir de tu zona de confort son objetivos válidos, pero también tienes que sentirte cómodo con respecto a dónde estás y quién eres. “Creo que este lugar es hermoso…es pequeño, pero feliz”, dice Tran, de Vietnam, con respecto a la ciudad en que está ubicada su universidad. Averigua sobre el entorno de la institución educativa y la comunidad circundante al realizar tus investigaciones. 

Considera qué tipo de estudiante eres, que es algo distinto de analizar qué tipo de persona eres. ¿Necesitas tranquilidad y menos distracciones? (La respuesta probablemente es “sí”). ¿O necesitas más opciones y actividades para poder programar totalmente tu día a fin de obligarte a estudiar? Mantén abierta la posibilidad de considerar diferentes tipos de programas de acuerdo con las actividades que tengas disponibles, tanto dentro como fuera del campus. Para tu experiencia y tu desarrollo como estudiante, el aspecto social de los estudios en el extranjero es tan importante como el aspecto educativo. 

En última instancia, es fundamental investigar los lugares en los que quieres solicitar tu admisión. Averigua sobre la institución educativa, los programas específicos, las actividades extracurriculares y la comunidad. Considera la distancia que existe entre la institución educativa y otras cosas que quieras hacer mientras estés en el país. Averigua sobre el clima de ese lugar. Si te resulta importante asistir a un templo religioso, investiga también sobre ese aspecto. Gracias a Internet, es relativamente sencillo encontrar esta información. Comunícate con el coordinador de admisiones o los asesores estudiantiles de las instituciones para formular preguntas. A estas personas les encanta el lugar en que trabajan y viven, y con mucho gusto te brindarán más información. Cuanto más sepas, más capacitado estarás para tomar una buena decisión para tu futuro.

Abdul me dijo que no hizo esas cosas, pero que recomendaría que los estudiantes nuevos realmente averigüen sobre el lugar en el que están considerando pasar tanto tiempo. “Pero no hay que decir que no solamente porque un lugar no es el que uno busca”, señala Abdul. “Ahora me encanta, y quiero que todos vengan aquí, porque es mi hogar estadounidense”.

El hogar estadounidense de Abdul es la Universidad de Mississippi, afectuosamente conocida como Ole Miss, que se encuentra en el sur de los Estados Unidos en Oxford, Mississippi. Oxford tiene una población aproximada de 23.000 habitantes cuando las clases no se encuentran en sesión. Cuando se agrega la cantidad de estudiantes de la Universidad, la población se duplica y, los días en que se realizan encuentros locales de fútbol americano, la población de Oxford puede triplicarse o incluso cuadruplicarse. Oxford es clasificada constantemente como una de las mejores ciudades universitarias de los Estados Unidos, y también como una de las mejores ciudades pequeñas. La vida en Oxford nunca es aburrida.

Ole Miss es famosa por su Escuela de Contabilidad, que está clasificada entre las mejores 10 de los Estados Unidos, y la universidad está incluida en el selecto grupo de universidades de investigación R-1 según la Clasificación de Instituciones de Educación Superior de Carnegie. La proporción entre estudiantes y docentes es de 19 a 1, y la universidad otorgó más de US$294 millones en becas y ayuda financiera en el último año. Además, el campus de Ole Miss ha sido clasificado como uno de los campus universitarios más seguros de los Estados Unidos.

El Programa de Inglés Intensivo forma parte de la Oficina de Participación Global que abarca la Oficina de Programas Internacionales, el Programa de Inglés Intensivo, la Oficina de Estudios en el Extranjero y el Programa de Asociación EE. UU.-Japón. Todas estas unidades funcionan en conjunto para proporcionarles una maravillosa experiencia a nuestros estudiantes internacionales y nacionales dentro del campus. 

*Los nombres de los estudiantes han sido cambiados para proteger su privacidad.

Show More

Whitney Tudor Sarver, PhD, es Directora Sénior del Programa de Inglés Intensivo y Profesora Asistente de Instrucción en el departamento de Idiomas Modernos de la Universidad de Mississippi (Ole Miss). 

SUSA_img_200x55.jpg
Descarga nuestras revistas Study in the USA ®

Related Schools