Yazir Nauhm-Barrios de Osorno, Chile: estudiante de “Fire Science Technology” en Truckee Meadows Community College, Reno, NV

Yazir Nauhm-Barrios de Osorno, Chile: estudiante de “Fire Science Technology” en Truckee Meadows Community College, Reno, NV

Entrevista:

Yazir Nauhm-Barrios from Chile: Studies Fire Science Technology at Truckee Meadows Community College in Reno, Nevada

¿Por qué decidiste estudiar en Estados Unidos?

Tengo 26 años, y desde hace siete que soy bombero voluntario en la ciudad de Santiago. He servido el cargo de Teniente y soy parte del equipo internacional de rescate en estructuras colapsadas chileno. Decidí ir más allá y obtener un título profesional en el área de servicios de emergencia. El sistema de trabajo de los servicios bomberiles en Chile se basa en parte al que se utiliza en los Estados Unidos, por lo que venir a este país representa nada menos que la mejor opción en términos de capacitación.

¿Por qué elegiste este programa o universidad?

La institución donde estoy estudiando ofrece una “Fire Academy” que resulta esencial para satisfacer los requerimientos prácticos que me autoimpuse al decidir llevar a cabo este proyecto. Además de esto, puedo combinar mis clases relativas a la carrera de “Fire Science” con otras del área de Servicios Médicos de Emergencia (EMS), con lo que la educación pasa a ser mucho más integral.

¿Qué es lo que más te gustó de tu experiencia de estudiante aquí?

Sin duda, la posibilidad de aprender de personas e instructores de mucha experiencia. En Chile simplemente no existe una oportunidad de estudios profesionales en el área de emergencia, en específico en el área bomberil. Por lo tanto, congregar a personas de vasta experiencia en esta área, y a esto agregar una infraestructura de primer nivel es para mí algo sencillamente inalcanzable en mi país. Otro aspecto importante es el hecho de que un buen estudiante siempre es recompensado en este país, sin importar su situación económica o su origen. En Chile es muy difícil optar a becas, los fondos no son muy amplios. Por el contrario, luego de obtener buenas calificaciones, en los Estados Unidos fui premiado y se me ofrecieron premios y becas. Pienso que con estos incentivos, el estudiante se siente mucho más motivado a rendir a un muy buen nivel.

¿Qué es lo que más extrañaste de tu país?

En mi caso, tengo la suerte de venir de un país donde la gente es muy amable, es muy fácil hacer amigos y la geografía es profundamente hermosa. Cuando llegué a los Estados Unidos pensé que iba a perder esos aspectos de mi tierra que me llenan de tanto orgullo. Me sorprendí al darme cuenta de que este país recibe al estudiante extranjero con la misma calidez con la que se suele hacer en Chile. Todos me han tratado muy bien. Los paisajes son hermosos, especialmente la Sierra Nevada, con sus montañas y el Lago Tahoe que adorna un paisaje cercano a la perfección.

¿Qué te sorprendió más de la vida y la educación en Estados Unidos?

Sin duda lo que más me sorprende es la independencia del joven estudiante. En este país, la idea de trabajar, solventando los costos de estudiar y vivir, con poca o inexistente ayuda de los padres, es posible. En Chile esto es, sin duda, algo casi imposible. La ayuda de los padres en un país donde la educación está catalogada como una de las más caras en términos relativos en el mundo, es esencial. El mercado laboral part-time y las remuneraciones mínimas a las que opta un buen número de jóvenes en los Estados Unidos pueden parecer escazas para algunos de ellos, pero son relativamente altas en comparación a un país como el mío y representan la base fundacional para que grupo demográfico como ellos tenga muchas más oportunidades en todo tipo de aspectos.

¿Cómo manejaste:
...las dificultades en el idioma?

Tengo la suerte de haber aprendido inglés y alemán a una edad muy temprana. Todo esto ya que mis padres hicieron un enorme sacrificio y pudieron pagar una educación privada de calidad. Con esta base, una vez en los Estados Unidos he podido ampliar mi vocabulario, pero en ningún momento me he encontrado incapacitado para comprender o comunicarme con otros.

…las finanzas?

Esto es lo más complicado, sin duda alguna. No habría sido posible embarcarme en un proyecto como este sin el apoyo financiero de mis padres y el uso de los ahorros de mi vida. Pienso que todos conocemos las limitaciones del estudiante internacional con Visa F-1. El no poder trabajar es, como se suele decir, un “deal breaker” para muchos extranjeros que quieren estudiar en los Estados Unidos, sencillamente porque sin ingresos no es posible pagar los gastos inherentes a la vida en este país.

...la adaptación al sistema educativo de Estados Unidos?

El sistema es distinto al que se utiliza en Chile, pero no es difícil adaptarse a él, pienso que principalmente debido a que es más flexible y eficiente. La posibilidad para el estudiante de poder construir su propio calendario de estudios, con las clases que él desee, basado en lineamientos propios de su “degree” y plan de estudios, es genial. Me explico, en Chile los programas son inflexibles. El estudiante se inscribe en una carrea, digamos, de diez semestres, y el primer día ya sabe todos los cursos que tiene que aprobar y hasta cuándo los tiene que cursar. No hay espacio para su opinión. Si durante el transcurso de sus estudios, decide cambiar su “major”, sencillamente pierde todo lo avanzado hasta el momento y debe comenzar una nueva carrera. Inflexibilidad en su máxima expresión. Si se considera el hecho de que a los 18 años muy pocos jóvenes saben bien qué quieren hacer por el resto de sus vidas, finalmente muchos se cambian a mitad de camino, perdiendo mucho tiempo y dinero. Todos estos aspectos negativos se minimizan en un sistema con el que existe en los Estados Unidos.

¿En qué actividades participaste? (Por favor, menciona clubes, deportes, alojamientos, viajes, etc.).

Como buen chileno, siempre he sido una persona que disfruta de la naturaleza, por lo que el oeste de los Estados Unidos ofrece innumerables razones para no quedarse en casa durante los fines de semana y, en cambio, salir a explorar y disfrutar de los paisajes, hacer caminatas durante el verano y esquiar durante el invierno. Cuando estoy en la ciudad, ocupo mi tiempo jugando tenis con amigos. Hay días en los que no me resisto y junto a mi novia manejamos varias horas para visitar San Francisco y disfrutar de una de las ciudades más románticas que he conocido.

¿Cuán fácil o difícil es hacer amigos en Estados Unidos?

Pienso que es muy fácil. Mis antecedentes culturales son similares a los que existen en este país. Me atrevería a decir que Chile es un país muy “americanizado”. No resultaron extrañas para mí las costumbres ni los pasatiempos de la gente de acá. Por el contrario, resultaron ser muy parecidos a los míos. Siempre me he tomado las cosas con humor y es fácil para mí hacer amigos. A esta altura, yo diría que muchos de ellos van a pasar a hacer amigos de la vida, por muchos años.

¿Cuánto tiempo estudiaste en Estados Unidos? Hasta qué punto ha mejorado tu inglés?

Estudié tres semestres, completando un Associate Degree en Fire Science Technology y dos certificaciones como Técnico Médico de Emergencia (EMT), eso sí, cursando muchos créditos por semestre. Como ya he mencionado, mi inglés ha mejorado mucho en la parte técnica, pudiendo ampliar mi vocabulario para ahora incluir aspectos propios de mi carrera, con la posibilidad de desenvolverme en situaciones de alta tensión sin barreras idiomáticas. En general, mi inglés ya era de buen nivel.

¿Cuáles son tus metas en lo que concierne a tu carrera?¿Hasta qué punto te ha resultado útil una educación en Estados Unidos para tus futuras metas y las necesidades de tu país?

Mi meta máxima es aportar en la modernización del sistema de manejo de emergencias en Chile, el cual, si bien goza de un alto prestigio a nivel regional al menos en el aspecto bomberil, aún tiene mucho por avanzar en términos generales. Hay distintos métodos de aprendizaje que he aprendido en los Estados Unidos que pueden resultar útiles en el entrenamiento de los profesionales de la emergencia chilenos. Respecto a otras metas, se ha abierto la posibilidad de poder ejercer, servir como bombero y hasta quizás enseñar en los Estados Unidos, algo que siempre fue mi sueño. Con esto, ya me podría dar por recomenzado plenamente.

¿Qué les aconsejas a otros estudiantes de tu país?

Perseverancia. Sé que para muchos chilenos, el poder estudiar en el extranjero, sobre todo en los Estados Unidos, es un sueño. Yo me considero un afortunado por haber podido contar con esta oportunidad. Pero no todo es suerte. Es muy importante no perder la motivación y no dejar que todas las barreras, ya sean económicas, idiomáticas o burocráticas, quebranten nuestros sueños. Cuando llegue el momento en el que sientan que los requerimientos, los papeles a llenar, los dineros a pagar, los certificados a presentar y la incertidumbre de si todo esto va a resultar o no produzcan un efecto sumamente desmotivador, tomen un descanso, pero luego continúen, paso a paso. Este es un sueño que sí se puede cumplir.

Show More

SUSA_img_200x55.jpg
Descarga nuestras revistas Study in the USA ®

Related Schools