Libros Calmar tu Estrés como Estudiante

Libros Calmar tu Estrés como Estudiante

Muchos dirán que esto no es realista, que no hay tiempo, pero si quieres mantenerte sano como estudiante universitario, tiene que encontrar formas de eliminar el estrés. Se trata de prioridades, así que asegúrate de que tu propia salud mental esté en esa lista, si no es lo primero. Personalmente creo que debería serlo, y me tomó mucho tiempo darme cuenta de eso. 

Descubrí que para muchos estudiantes internacionales, incluyéndome a mí, la salud mental simplemente no era algo de lo que hablábamos en casa. Me sorprendió que en mi universidad, incluso algunos de los profesores trataban el tema. Escriben sobre "discapacidades invisibles" en sus programas de estudio, y algunos incluso mencionan los servicios psicológicos y de asesoramiento que ofrece la universidad por si surge una situación que lo requiera.

Aunque creo que la terapia puede ser útil para todas las personas, también creo que hay muchas cosas que puedes hacer para ayudarte a tí mismo antes de que sientas la necesidad de buscar profesionales. Lo primero es darte cuenta de la razón por la que estás estresado. Lo segundo es pensar en lo que puedes hacer al respecto.

En mis primeros tres años de universidad, me di cuenta que lo que me hacía sentir más estresada era sentir que no tenía tiempo para hacer las cosas que amaba. Más que eso, era dejar mis tareas hasta el final por ver programas de televisión que también me encantaban, pero ni siquiera poder disfrutarlo porque me sentía culpable por no estar haciendo la tarea.

Como humanos, tendemos a sentirnos un poco infelices cuando estamos viviendo bajo las expectativas de otra persona; esto incluye clases que odias pero que debes tomar, documentos que no quieres escribir y libros que no entiendes. Entonces, cuando estamos estresados, incluso si intentamos hacer cosas que generalmente disfrutamos, no es satisfactorio si no dejamos que nuestras mentes se sumerjan completamente en esa experiencia placentera. No tiene sentido porque no te estás permitiendo un escape para inhalar profundamente y escucharte a ti mismo.

Todos tenemos algo que hace que sea más fácil escucharnos a nosotros mismos y sentirnos más en paz. Y, no me refiero al escape temporal de solo encender la televisión y ver lo que está dando, sino buscar algo que puedas disfrutar pero que también te haga sentir mejor cuando termine. Para algunos, en efecto, ciertos programas de televisión o películas les permiten sentir eso. Para otros es bailar, cantar, tocar instrumentos o todo lo anterior. Cuando estoy en mi peor humor, lo que me ayuda es leer libros muy específicos, que en este momento son los siguientes:

1. The Little Prince de Antoine de Saint-Exupéry

Casi todo el mundo ha al menos escuchado de este título. Es un clásico piublicado en 1943 pero es uno de esos libros que en realidad no tienen tiempo o época que los define.

Recuerdo que la primera vez que lo leí, cuando era niña, le pregunté a mi hermano si lo había leído antes. Lo había hecho a mi edad, pero decidio releerlo conmigo y me dijo, “Wendy, cuando crezcas deberías volverá leer este libro.” Le pregunté por qué y me dijo, “Porque la forma en que lo entendí esta vez me hizo sentí como si estaba leyendo un libro totalmente diferente al de antes.”

En ese entonces no entendía la intensidad de esas palabras, así que solo le dije que bueno; no toma mucho convencerme de volver a leer o ver algo que me gusta.

Ahora, creo que he leído este libro al menos una vez cada año desde que empecé la universidad; a veces es solo partes o frases, otras veces es todo de una. La mejor parte es que es verdad, lo lees de una manera diferente cada vez, y las imágenes o frases que se te quedan en la mente dependen de la situación que estás viviendo. Este libro es sobre cómo ver mas allá de la superficie, inocencia, amor, y la forma en que ves el mundo. Tienes que leerlo, especialmente si estás triste o estresado.

2. The Invention of Hugo Cabret de Brian Selznick

Este es un poco más largo, pero lo puedes leer de una si tratas. Yo lo hice porque sentí que leer este libro era como verlo en película. (Por si acaso les interese, se hizo una película adaptándolo en el 2011, titulada solamente Hugo. La recomiendo con toda mi alma.) La historia es sobre un niño llamado Hugo que vive en una estación de tren de Paris mientras trata de encontrar cuál es su propósito en la vida. También es ficción histórica, así que recibes unos cuantos detalles sobre Georges Méliès, uno de los más importantes cineastas de Francia.

Es uno de esos libros que debes comprar en papel—confía en mí, tengo un Kindle, compro todo lo que quiero en versión electrónica, pero este es uno de los pocos en que realmente es otra experiencia.

Brian Selznick creó una obra de arte; como The Little Prince, este libro esta compuesto por texto e imágenes. Sin embargo, el estilo de las imágenes en The Little Prince es mucho mas simple, mientras que las ilustraciones de Selznick toman páginas, páginas, y páginas, lo cual es la razón por la que este libro se ve mucho mas largo de lo que es.

De cierta forma, siento que este libro me cambió como persona. No estoy siendo dramática, porque solo digo eso sobre la serie de Percy Jackson, pero el impacto que este libro tuvo en mi emocionalmente me hace sentir agradecida de que lo leí. Lo leí por primera vez antes de empezar la universidad y hasta el día de hoy me hace sentir un poquito menos perdida.

3. The Subtle Art of Not Giving A F*ck de Mark Manson

Finalmente, un libro que no es ficción para los que tienen un gusto diferente. El título completo incluye la frase, “Una Perspectiva Contraria a la Intuición para Vivir una Buena Vida,” y eso es exactamente lo que hace este libro. Te da una perspectiva un poco inesperada. Como no es ficción, es difícil decir de qué trata además de esto, así que solo diré que este es un libro de autoayuda.

Honestamente a mí nunca me han llamado la atención los libros de autoayuda (no me gusta que me digan qué hacer), me gusta más recibir lecciones por medio de la ficción. Sin embargo, lo estoy apreciando y lo he recomendado a todos los que conozco. Así que, si no te gusta la ficción, esto es exactamente lo que haz estado buscando. Solo con el título sabes que es directo, sarcástico, y te hará reír en ciertos puntos también.

No lo he terminado, pero la perspectiva de Manson de qué hacer cuando te importan demasiado cosas que no valen la pena te hará reflexionar sobre tu propia vida y forma de pensar. Puede sentirse demasiado real, por lo cual es un poco difícil leerlo de una, pero también puedes escucharlo como audiobook si empiezas a sentirte un poco ansioso y necesitas una voz que te diga que el problema no es tan grande como parece. Realmente es un ángulo interesante.

En realidad, sólo se trata de lo que a ti personalmente te hará sentir mejor. Cuando se trata de libros, hay infinitas opciones. Lee lo que te guste y te hable de una forma que te haga querer escuchar. Para mí, estar muy estresada se siente como si una parte de mi estuviese gritando dentro de mis oídos y mi pecho y casi no puedo escuchar mi propia voz. Pero libros como estos, especialmente los de ficción o simplemente libros que leí en mi infancia, siempre hacen que todo se sienta más calmado.

Show More

Wendy es una estudiante internacional de Ecuador a punto de graduarse de Seattle University con dos carreras, Escritura Creativa y Teatro. Wendy está emocionada de poder compartir algunas de sus historias sobre lo que ha aprendido en su tiempo en Estados Unidos!

SUSA_img_200x55.jpg
Descarga nuestras revistas Study in the USA ®