A Todas las Películas De Las Que Me Enamoré

A Todas las Películas De Las Que Me Enamoré

Todos hemos oído que vivir en otro país es la mejor forma de llegar a dominar el idioma. Es una de las razones por las que la mayoría de nosotros escogió Estados Unidos. Pero, ¿qué haces cuando te quedas estancado?

Ese sentimiento no necesariamente significa que estás en el máximo nivel de inglés. Siempre hay algo en lo que puedes mejorar. Creo que es más porque te haz acostumbrado a tu nivel de inglés y lo dominas lo suficiente como para que todos te puedan entender sin problema, así no sea perfecto. Es porque todos pueden entenderte que aunque escuches tus propios errores, ya no tienes tanta motivación o presión para corregirlos.

Además, una vez que vives en un lugar, esperas que la situación te haga mejorar en el día a día. Pero, ¿cómo puedes seguir practicando de una manera mas dinámica y divertida? ¿Cómo sigues sin tener que sentarte y leer un libro de gramática? Más que esto, ¿Cómo practicas mientras te mantienes al día con lo que está de moda en la cultura y vida social americana?

Si la mayor parte de tu tiempo te pasas viendo películas, videos en YouTube, leyendo ficción o escuchando música, estoy segura que a veces piensas “Wow, debería hacer algo más productivo.” No te preocupes, esa soy yo noventa por ciento del tiempo. Sin embargo, puedes ser cien por ciento productiva haciendo lo mismo; puedes expandir tu vocabulario, perfeccionar esas frases informales slang, y mucho más.

¿Unos ejemplos?

1. Viendo Series de Televisión con Subtítulos.

¿Conocen ese grupo de K-pop del que todo el mundo está hablando? BTS (방탄소년던)? Bueno, el líder del grupo se llama RM y cuando estuvo en Ellen confesó que logró dominar el inglés viendo la serie Friends. Sí, leyeron bien. Vio toda la serie con subtítulos en coreano, luego en inglés, y la tercera vez ya no necesitó poner subtítulos. Estoy segura de que estaba practicando o estudiando de otras maneras al mismo tiempo, pero también tengo una teoría que ver series de televisión en otro idioma y escuchar conversaciones te ayuda a copiar acentos y tener un mejor vocabulario.

Hice algo similar mientras veía la serie de BBC, Merlin cuando estaba en la escuela. Estaba en un punto en que practicaba mi inglés viendo series sin subtítulos, y a veces repetía frases o palabras que no conocía antes. Esto llevó a que pronuncie algunas palabras que aprendí por medio de la serie con un acento diferente al típico americano, pero eso no es un problema en realidad, aparte de solo recibir unas miradas con signos de interrogación. Similarmente, How I Met Your Mother fue una buena serie para practicar, ya que los capítulos eran tan divertidos y tan cortos.

Quien hubiera pensado que iba a usar la palabra “intervention” tan seguido.

2. Adaptaciones de Libro a Película.

Estamos en la época perfecta para esto, con tantos libros adaptados a películas.

¿Alguna vez te ha pasado que terminas de ver una película y la amaste tanto que harías lo que fuera por saber más detalles sobre la historia, ese mundo, o la vida de esos personajes?

La respuesta es sí, todo el tiempo.

Solo pensando en este año tenemos dos películas basadas en libros que se hicieron muy populares: Love, Simon está basada en el libro de Becky Albertailli, Simon vs the Homo Sapiens Agenda, mientras que To All The Boys I’ve Loved Before está basada en el libro del mismo título por Jenny Han.

Aún si no te gusta tanto leer, ambos libros son divertidos y fáciles de leer. Yo nunca leo novelas románticas, pero estos dos libros fueron demasiado lindos. Los leí de una. Y si no confían en mi opinión, mi amiga Angel odia tanto los libros que dice que se marea cuando va a librerías, pero le enseñe unas líneas del libro que inspiró Love, Simon y decidió que lo iba a leer.

La mejor parte de esto es que los dos están en primer punto de vista, así que puedes vivir todo el libro por la perspectiva de su personaje principal. Esto ayudará mucho a encontrar mejores formas de expresar tus pensamientos y sentimientos de una manera más elocuente en inglés, además del hecho que simplemente es divertido estar en la cabeza de otra persona.

Y viceversa—puedes buscar libros que sabes que se harán películas y leerlos antes de que salga la película. Así, cuando veas la película, aún si tu inglés no es perfecto, será mas fácil de seguir los eventos.

3. Videos de YouTube

No digo que ahora vayan a ver videos educativos en YouTube para practicar; creo que he hecho claro que no es necesario. Pero, si aman las historias pero no se pueden comprometer a horas de contenido, temporada tras temporada, ¿por qué no tratar una web-series?

Estas son un poco menos conocidas, pero cada vez son más populares. Similar a cómo funciona con las adaptaciones de libros a películas, algunas personas deciden adaptarlas a series cortas, con episodios de cinco minutos. Dos ejemplos que fueron muy exitosos son The Lizzie Bennet Diaries y Emma Approved, ambos basados en novelas de Jane Austen pero con un pequeño cambio—son modernizadas, así que los personajes principales narran sus vidas por medio de videos diarios en el siglo veintiuno. El canal de YouTube que subió estas dos series se llama Pemberley Digital, y estoy segura que una vez que los empiecen, va a ser difícil parar.

Además, esta puede ser una buena forma de empezar a interesarte por los clásicos, que son un pequeño desafío si crees que las novelas contemporáneas son muy fáciles de entender.

4. Música.

Esta es una de las más fáciles porque sin importar lo que estés haciendo, ya sea cocinar, lavar la ropa, salir a caminar, o lo que sea, puedes ponerte audífonos y escuchar música a la vez. Crea tus propias playlists, compártelas con amigos, lee y aprende las letras en inglés, canta… Creo que la música es en sí una parte muy grande de nuestras vidas, aún en el fondo. Si tan solo prestas más atención a la música, buscando a propósito canciones que son lo suficientemente lentas para enfocarte en la letra, puedes practicar de esta manera.

Es difícil pensar en la frase “estudiar puede ser divertido” seriamente, pero ese es el punto. No tiene que ser serio. Incluso ahora, algunas de las clases de las que más me acuerdo con en las que teníamos que completar letras de canciones luego de escucharlas una vez, o hacer pequeñas competencias de quién puede responder más rápido en inglés. La mejor forma de practicar es tratando de también ser un poquito creativo, así que no te preocupes. Puedes ser productivo y divertirte. Cuando las canciones lentas se vuelvan demasiado fáciles, cambia a rap. Si lo piensas así, nunca más te vas a quedar estancado.

Show More

Wendy es una estudiante internacional de Ecuador a punto de graduarse de Seattle University con dos carreras, Escritura Creativa y Teatro. Wendy está emocionada de poder compartir algunas de sus historias sobre lo que ha aprendido en su tiempo en Estados Unidos!

SUSA_img_200x55.jpg
Descarga nuestras revistas Study in the USA ®