La Crisis Post-Graduación en Estados Unidos

La Crisis Post-Graduación en Estados Unidos

Recientemente regresé a Ecuador, luego de la graduación, a renovar mi visa F1. Hablando con amigas del colegio, nos dimos cuenta de que aunque todas estuvimos en diferentes partes del mundo, compartíamos el mismo sentimiento. Habíamos cambiado en el exterior. Nos habíamos dado cuenta de que el mundo es grande y pequeño a la vez, y que las amistades alrededor del mundo son reales y preciadas. Habíamos crecido, pero teníamos la misma pregunta…

¿Y ahora qué?

Honestamente estoy un poco celosa de la gente que sabe qué exactamente quiere hacer inmediatamente luego de la universidad. Una amiga está haciendo su PhD; imaginen saber tan claramente lo que quieres estudiar a los 22. ¡A veces ni siquiera puedo decidir que quiero cenar!

Hay veces que también pienso que tenía una idea más clara de lo que quería hacer con mi vida antes de la universidad, hace cuatro años. Tal vez es que estoy un poco quemada de estudiar tanto, aunque era la cosa que más me gustaba. O, tal vez ahora sé más, y los planes que tenía hace cuatro años no eran tan realistas.

Lo sé, suena un poco negativo, pero estoy llegando a algo.

Y, metafóricamente, ese es en realidad el punto. De aquí estoy llegando a “algo.” Estoy yendo a algún lugar. La crisis post-graduación no es algo que sólo yo estoy sufriendo, así que, ¿Cómo manejo estas emociones? ¿Cómo lo hace la gente que conozco? Especialmente si estás haciendo OPT en Estados Unidos, aquí hay unos cuantos consejos:

1. Date cuenta de que esto es normal

Lo sé, suena cursi, pero es verdad. Si tuviese un dólar por cada vez que le he dicho esto a alguien y me ha dicho que está de acuerdo, pudiese comprar mi propio jet privado y pagar todas las aplicaciones de visa del mundo miles de veces.

El único problema es que también pienso, “Ya, pero tu no tienes la misma situación que yo. No estamos estudiando en el mismo área, o no tenemos las mismas restricciones.” Y bueno, es verdad; todos tienen situaciones diferentes. Pero, ¿Quiénes somos para comparar y decidir quien la tiene más difícil? ¿Cuál es la necesidad, cuando puedes solo compartir emociones similares y conversar, ahora que tienes tiempo y no tienes que ir a clases?

2. Empieza a explorar nuevamente, como que eres de primer año.

Muy pocos estudiantes internacionales empiezan a trabajar inmediatamente luego de la graduación. A menos que tengan un trabajo ya esperándolos, es mucho más probable que tengan unas semanas entre la graduación y que les llegue la tarjeta del OPT.

¡Haz planes!

No puedo enfatizar esto lo suficiente, pero lo peor que puedes hacer luego de la graduación, por más de una o dos semanas es… nada. Y entiendo, lo que más quería hacer luego de la graduación es vagar por un corto tiempo y hacer absolutamente nada. Pero pronto, ese “nada” se torna en sentirte culpable por no ser productivo, y eso es lo más desesperante. Créanme, yo he sentido esto. Hacer “nada” me lleva a cuestionar todo lo que he hecho, y me pregunto cómo yo desperdicio tiempo mientras otros ya están haciendo cambios en sus vidas.

Empieza a explorar otra vez, mira el mundo con nuevos ojos. Ve al parque que no pudiste visitar el semestre pasado porque quedaba muy lejos y tenías que regresar a los libros. Ve al cine, busca eventos. Lo más probable es que te estés graduando en el verano; hay miles de eventos para esta temporada así que escríbelos en tu calendario y busca amigos que te acompañen.

Salta en un lago. En vez de hacer nada en tu cuarto, haz algo divertido en nuevos lugares. Será como respirar aire fresco nuevamente.

3. Descubre tus hobbies y pasiones nuevamente. 

Hay varias formas de hacer esto, pero no puedo dar instrucciones exactamente porque la verdad es que estoy en mi propia crisis de tratar de re-descubrirme a mi misma.

Mi problema es que yo solía leer al menos un libro a la semana cuando estaba en la escuela. En la universidad, estudiando Inglés, apenas tenía tiempo para leer los libros que me asignaban los profesores. Mi lista de libros por leer creció inmensamente. Si tenía tiempo para leer, leía más cosas que ya había leído antes, cosas más fáciles.

Este verano, estoy tratando de regresar al hábito de leer por diversión. Estoy tratando de seguir lo que publican los escritores que me gustan, y seguir redes sociales para ver recomendaciones y qué es más popular con jóvenes. Me compré una cámara y estoy planeando reactivar el blog que creé y dejé de usar hace años. Estoy buscando lugares para aprender un nuevo idioma en mi tiempo libre. Mi compañera de habitación está tomando clases de moda en línea para su futuro negocio… Hay muchas formas de re-descubrir tus pasiones, o encontrar nuevas que no tengan nada que ver con lo que estudiaste también. Este es el momento.

4. Viaja.

Este es también el momento para viajar. En esas semanas antes de que te llegue la tarjeta del OPT, o si tu trabajo te permite un poco de libertad con tu horario, trata de viajar un poco. Como mencioné en otro artículo sobre viajes de fines de semana, a veces necesitas un pequeño escape para sentirte refrescada. No tiene que ser largo, y si tu pasaporte es medio complicado como el mío y necesitas visa para casi todo, no tiene que ser internacional. Pero, si puedes, ve a un lugar que siempre haz querido visitar. No te tienes que sentir culpable; considéralo un regalo para ti de tu parte por cuatro años de trabajo. Si esta es una posibilidad para ti, hazlo en ese periodo que no hay “verdaderas” responsabilidades.

De hecho, puedes viajar por medio de programas educativos o con un grupo. Antes de que mi visa complique mis planes, estaba aplicando a un programa de verano en Corea, para idioma e intercambio cultural porque ahora que pasé cuatro años en Estados Unidos, quiero conocer una cultura diferente. O, algunos amigos fueron a Europa con sus familias, y viajar se convirtió en esa oportunidad para reconectarse con padres y hermanos mientras sienten el espíritu de aventura. De cualquier forma, estos viajes son experiencias que te ayudan a crecer. Pueden influenciar la forma en que vez tu trabajo, o como ves tus problemas personales; igualmente, viajar puede ser productivo.

Todos tenemos diferentes formas de medir nuestra productividad, y realmente creo que todas estas son opciones. Algunos pueden juzgar, pero la crisis post-graduación significa que tienes que darte tiempo a ti mismo. Tienes que escucharte, volverte a conocer, y tratarte como tratarías a un amigo sin la presión de los estudios o el trabajo. Tienes que encontrar el balance.

Show More

Wendy es una estudiante internacional de Ecuador. Recientemente se graduó de Seattle University con dos carreras, Escritura Creativa y Teatro. Wendy está emocionada de poder compartir algunas de sus historias sobre lo que ha aprendido en su tiempo en Estados Unidos!

SUSA_img_200x55.jpg
Descarga nuestras revistas Study in the USA ®