Cuando Extrañas la Comida de tu País

Cuando Extrañas la Comida de tu País

No me había dado cuenta que la comida ecuatoriana era mi comida favorite hasta que me fui a estudiar a Seattle. Finalmente entendí por qué la gente dice que la comida es una de las primeras cosas que te hace sentir nostálgica por tu hogar. Es un constante recordatorio que ya no estás en casa. Te empieza a provocar comer comidas que ni siquiera sabías que necesitabas… el día que encuentre un buen bolón en Seattle estaré completa nuevamente. Puedes hablar con tu familia y amigos por skype, puedes encontrar lugares que te recuerden a otros lugares que extrañas, pero no puedes recrear el sabor de la comida de tu abuelita.

Créanme, lo he tratado.

Entonces, ¿Qué puedes hacer al respecto?

1. Prueba la “comida Americana” popular.

Antes de venir a Estados Unidos, ya tenía ciertas expectativas sobre lo que sería la comida Americana. Me imaginaba hamburguesas, comidas fritas, grasosas, mucha azúcar y porciones muy grandes. Sabía que a los americanos les gustaba In-n-Out y que los bagels eran importantes. El problema es que esto significa que yo ya estaba juzgando antes de siquiera llegar. Las hamburguesas son diferentes en cada lugar que vas, y hay bagels hasta de arándano.

La verdad es que si quieres evitar la comida americana que es grasosa, sí vas a encontrar opciones saludables también. En una ciudad como Seattle, me he dado cuenta de que hay mucho apoyo a comida local y orgánica, y mucha gente está entrando en el hábito de comer de una mejor manera. Así como en cualquier país, no se puede generalizar que toda la comida americana es McDonalds. No estaba completamente equivocada en que la comida americana sería grasosa, pero sí estaba equivocada en pensar que esto lo describiría todo. Mi mayor problema fue en realidad con el tamaño de las porciones. Eso sí tomó mi esfuerzo por mantenerme en forma una vez que me acostumbré a comer porciones más grandes en la cafetería de la universidad. Pero, en cualquier caso, hay tantas personas de culturas diferentes que aún si no quieres saber nada de la “comida americana” vas a encontrar todo tipo de restaurantes. Lo que me llega a mi siguiente punto—

2. Prueba nuevos platos.

Lo sé—es la respuesta más genérica, pero hay un pequeño cambio. Pregunta a otros estudiantes sobre lugares que recomienden en los cuales la comida le hace justicia a le de sus propios países. Esto es diferente a preguntar los lugares más populares. Me he dado cuenta que preguntar a alguien que en realidad sabe a qué debe saber la comida India, o la comida China en vez de versiones americanizadas, es la mejor forma de encontrar lo mejor que hay alrededor.

El único problema que me he encontrado con esto es que puede ser un poco más difícil llegar a estos lugares. Por ejemplo, recientemente me gusta mucho la comida coreana, pero los mejores lugares de comida coreana me quedan a mínimo 45 minutos manejando. Sin embargo, esto terminó siendo una oportunidad para organizar un grupo de amigos y salir a comer Korean BBQ en una ocasión especial, y ahora también hemos encontrado buenos lugares cercanos, en el distrito internacional.

Si vas a ir a Estados Unidos a estudiar, significa que estas abierto a nuevas experiencias. No te limites, como cosas que nunca haz probado.

El siguiente problema que pudiese pasar es más en el ámbito económico. ¿Cómo puedes ir a tantos lugares si tratas de ahorrar dinero?

3. ¡Happy Hour no es solo para alcohol!

Solo me aproveché de esto una vez que cumplí 21 y una de mis amigas que no toma me dijo que vayamos a Happy Hour. “Angel,” le recordé. “Eres alérgica al alcohol. ¿De qué estás hablando?” Ella solo se rió y me enseñó el menú. Tacos por $3? Me cambió la vida.

Es común que los estudiantes universitarios estén tratando de ahorrar dinero durante sus estudios, y ahí se crea ese conflicto entre dinero y no querer perderte de momentos y experiencias. Happy Hour es como una solución media. Si encuentras los lugares correctos, habrá algo bueno para los que tomen y para los que no. Aparte de esto, las horas usualmente son apropiadas porque son temprano en la tarde, como para regresar a tiempo y hacer las tareas. Muchos lugares también tienen “late-night happy hour,” que es antes de cerrar.

Lugares que venden cosas como sushi en cajitas, panes, o muffins, como no estarían tan buenos al día siguiente, también usualmente ofrecen descuentos justo antes de la hora de cerrar. Busca o pregunta por éstos también.

4. Házlo tu mismo.

Otra opción que es medio obvia para ahorrarte dinero es así de simple: trata de hacerlo tu mismo. Esto te da una oportunidad también para llamar a tu familia y preguntarles la receta e instrucciones y para compartir tu cultura con tus amigos y conocidos. Más que todo, si tu escuela o universidad tiene este tipo de eventos culturales, puedes ser voluntario para cocinar algo y así darte a conocer. Mi primer año de universidad, un grupo de estudiantes de intercambio de Japón hizo una pequeña reunión para hacer sushi antes de tener que regresar a su país, y todavía recuerdo lo divertido que fue.

Y, por si acaso las especias o cosas que desees usar no son tan fáciles de encontrar en Estados Unidos…

5. Trae lo que puedas contigo.

Considera traer algunas cosas de comer en tu maleta. El aeropuerto del que viajo de Ecuador a Estados Unidos vende panes de yuca congelados, y aunque nunca he tratado de llevarlo, sé que  muchas amigas ecuatorianas lo han hecho. Yo normalmente compro chocolates y dulces ecuatorianos para compartir; una de mis amigas de Taiwan tenía todo un espacio en su alacena dedicado a snacks que había traído. Trae lo que puedas, es muy consolador comer algo que te recuerde a casa cuando estás estresado, así sea tan pequeño como una galleta de coco. Y, esa galletita barata también puede ser muy especial para alguien que nunca la ha probado.

La comida nos puede unir a otros. Recordando mis propias experiencias, es impresionante cuantas incluyen compartir comidas con amigos. Cocinar juntos, encontrar nuevos restaurantes, y aún ordenar comida a domicilio del lugar que recién abrió en la esquina van a convertirse en memorias que puedes recordar con una sonrisa en el futuro.

Show More

Wendy es una estudiante internacional de Ecuador. Recientemente se graduó de Seattle University con dos carreras, Escritura Creativa y Teatro. Wendy está emocionada de poder compartir algunas de sus historias sobre lo que ha aprendido en su tiempo en Estados Unidos!

SUSA_img_200x55.jpg
Descarga nuestras revistas Study in the USA ®